30 junio, 2006

Gente grande

La puerta de latón blanco se cerró cuando el Primer Delegado de la Corte Penal Provincial entró al baño. Entre la densa nube de humo que quedó encerrada pudo distinguir el ojo rojo de un cigarrillo y la mano del Licenciado en Artes Plásticas Pre-cubista, que estrechó con un saludo respetuoso. Riéndose detrás, el Doctor Gerente de Comisiones de Cirujanos Cardíacos escribía en un azulejo frente al inodoro con su Lapicera Roller-Cross Montblanc: "Vigilante Botón".

-¿Se acuerda cuando nos amonestaron por soltar un pollo en la oficina del director?-, preguntó con arrugada sonrisa el Abogado del Servicio de Justicia Militar, tras soltar su bocanada de humo.
La puerta volvió a abrirse, esta vez menos ruidosa, donde se asomaba la cabeza del Coordinador General de Asuntos Internacionales y Relaciones Parlamentarias:
¡Cigarrillos al cenicero muchachos, que viene la policía!

Como si hubiesen roto de un pelotazo el vidrio de la vecina, los prestigiosos profesionales corren a sentarse frente a sus cafés, y a silbar la melodía de ayer.















Julio de nones

3 comentarios:

Shaak_Ti dijo...

anotate idea! ...pero le falta pulido al desarrollo
se, ya se:soy dificil de conformar ;)
que la fuerza te acompañe! (la orden jedi no ha muerto en el exilio)

gatta dijo...

Me gusto!!
Eso sí, las ironías me hicieron sentir un poco insegura, mentira! ya lo estaba nunca confíe em esos bastardos!! je, ademas fuman! hablando de ironias que ironico que eso si cumplan

otro tema! me gusto verte ayer como siemrpe, se te veia con mas piletas que lately, tu remera tiraba buenas energias jeje

Ramiro dijo...

los politicos...
un hueso, no duro de roer, duro de entender, ellos satisfacen su poder con mas poder. Pero en el fondo tienen miedo, tienen miedo de vos y yo que somos quien le damos el poder.
Muy bien, lo felicito es un buen retrato del poder de una persona aplastado por otro poder, podria decir sin equivocarme que es la ley de la selva, aunque llevamos mas de dos mil años de evolucion.